Transiberiano

Transiberiano

Viaja a Transiberiano con nosotros



Nuestros viajes en grupo


Historia

El anhelo de Rusia de tener un puerto sobre el Océano Pacífico se vio realizado con la fundación de Vladivostok en 1860. Hacia 1880 Vladivostok se había convertido en una importante ciudad portuaria, y la falta de comunicaciones entre la Rusia europea y sus provincias del Lejano Oriente era un problema que se hacía sentir. La construcción del ferrocarril comenzó en 1891 por iniciativa del Conde Sergei Yulyevich Witte (1849–1915), quien por ese entonces ocupaba el Ministerio de Finanzas.
Al igual que en el caso de la Primer Ferrovía Transcontinental en Norteamérica, la construcción del Transiberiano se inició en ambos extremos, mientras que las extensiones de la vía férrea se hicieron hacia el centro. En el caso del extremo que comenzaba en Vladivostok, las vías se tendieron en dirección norte, siguiendo las márgenes del río Ussuri hasta Khabarovsk. Se conformó de esta forma la ferrovía Ussuri.
En 1890 se construyó un puente sobre el Ural, permitiendo a la ferrovía ingresar en Asia. El puente sobre el río Ob se terminó en 1898 y la pequeña población de Novonikolaevsk, que se había fundado en 1883, se transformó en un importante centro urbano de Siberia que llevaría el nombre de Novosibirsk. En 1898 el primer tren llegó a Irkutsk y a las orillas del lago Baikal, que es el más profundo del mundo y contiene la quinta parte del agua dulce del planeta. La ferrovía se extendió hacia el este cruzando los ríos Shilka y Amur, y pronto llegó a la población de Khabarovsk. El tramo Vladivostok - Khabarovsk se había construido un tiempo antes, en 1897.
La mano de obra para la construcción del Transiberiano fue constituida por convictos de la Isla Sajalín y otros lugares, y también por soldados rusos. Uno de los mayores obstáculos a los que se enfrentó la traza del tren fue el lago Baikal, localizado a unos 65 km al este de Irkutsk. Con sus 640 km de longitud y sus 1600 metros de profundidad, inicialmente se atravaseaba en barco. Un ferry rompehielos fue adquirido a Inglaterra para el traslado de la locomotora y vagones, mientras que los pasajeros junto con sus equipajes eran trasladados en trineo de un extremo del lago hacia el otro. Esta metodología se siguió aplicando hasta la finalización de la traza sobre el extremo sur del lago.
La electrificación de la línea comenzó en 1929 y fue completada totalmente recién en 2002, permitiendo de esta forma duplicar la capacidad de carga de los trenes hasta alcanzar las 6000 toneladas.
El Transiberiano sigue siendo la vía de comunicación más importante de Rusia, al punto que cerca del 30% de las exportaciones de este país son transportadas por ella. Si bien su atractivo turístico lleva a que muchos visitantes viajen en él, todavía es muy utilizado por los rusos en sus viajes domésticos.